¿El despido disciplinario tiene paro? Despido disciplinario y derecho a paro, como puedo cobrar el paro [+ INFOGRAFÍA]

Despido disciplinario tiene paro

Quizás este sea tu caso.

De repente te entregan una carta de despido que no te esperabas. Sin preaviso y encima por motivos disciplinarios. Vamos, que la empresa te echa la culpa y ni siquiera sabes si el despido disciplinario tiene paro.

Dice que has bajado el rendimiento en el último tiempo, cuando nunca antes te han llamado la atención, o que has tenido una conducta contraria a la buena fe contractual.

Tranquilo. No eres el único… esto ya lo conocemos los abogados especialistas en despidos disciplinarios a la perfección.

Han sido muchos los clientes a los que he defendido por un caso parecido al tuyo y conozco todas las inquietudes que tienes ahora mismo.

Y sé que te estás preguntando si el despido disciplinario tiene paro, cuando puedes cobrarlo o qué puedes hacer contra esa decisión injusta de tu empresa.

Si tu caso es el típico en el que la empresa necesitaba despedir a algún empleado y ha utilizado una excusa para hacerlo ahorrándose la indemnización y el preaviso…

¡Quédate que todo esto te interesa!

 


 

Esto está relacionado y también te puede interesar:

Despido procedente 💰: Qué es, causas, indemnización y paro

Los tipos de despido en España ✅ Causas, clases e indemnización

 


 

Despido y paro: Requisitos que debo cumplir.

Si tu empresa te ha realizado un despido disciplinario podrás acceder al cobro del paro, teniendo en cuenta que tienes máximo 15 días hábiles desde la fecha de la finalización de la relación laboral para poder solicitar el mismo ante el Servicio Público de Empleo Estatal.

Sin embargo, existen además algunos requisitos a cumplir para cobrar el paro tras un despido disciplinario y que son:

Solicitarlo en plazo:

Este plazo es de 15 días hábiles desde el último día de trabajo.

Por otro lado, y esto es algo que me preguntan mucho en las consultas online, no es necesario demandar a la empresa para poder solicitar el paro. Con el mero despido estarás en situación legal de desempleo.

Haber cotizado el tiempo suficiente:

A pesar de encontrarte en situación legal de desempleo no podrás acceder al paro si no has cotizado el tiempo mínimo exigido.

Así, te exigirán haber cotizado al menos 360 días antes del cese del último contrato en los 6 años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar.

Ser demandante de empleo en el SEPE:

Antes de poder acceder al cobro del paro es necesario que figures como demandante de empleo. Consiste en un simple trámite que se realiza en las oficinas del SEPE.

Estar de baja en el Registro de la Seguridad Social:

Es decir, que la empresa haya tramitado tu baja en la Seguridad Social y constes en situación de baja desde la finalización de la relación laboral. Esto podrás comprobarlo, por ejemplo, en tu vida laboral.

El plazo para solicitar el paro es independiente del plazo para demandar a la empresa. Si no estás conforme con el despido que te han realizado deberás, por un lado solicitar el paro en el plazo que acabamos de ver, y por otro (simultáneamente) impugnar el despido en 20 días hábiles.

 

¿Existe algún despido sin paro?

No hay despidos sin derecho a paro. Es decir, si el trabajador ha sido despedido se encontrará en situación legal de desempleo y podrá acceder al paro, siempre y cuando cumpla con los requisitos para poder acceder al mismo.

Como hemos visto más arriba, el trabajador deberá cumplir con requisitos como la cotización mínima exigida y ser demandante de empleo, entre otros, para poder acceder al paro.
Por tanto, no hay ningún tipo de despido que no de derecho de acceso a la prestación por desempleo siempre y cuando el trabajador cumpla con todos los requisitos para ello.

Despido disciplinario: paro y otros derechos ante este tipo de despido.

 

Ya sabemos que el trabajador sí tendrá derecho a cobrar el paro tras un despido disciplinario, pero ¿Qué otros derechos tiene ante este tipo de despido?

Derecho a impugnar el despido:

Si el trabajador no está de acuerdo con la causa del despido y considera que es “falsa”, es decir, que la empresa ha utilizado una excusa para poder despedirlo, por ejemplo, podrá impugnar el despido.

Y esto a pesar de que haya solicitado el paro. Como hemos visto son dos trámites diferentes.

Es decir, demandar a la empresa no impide al trabajador solicitar el paro. De hecho, deber realizar ambas cosas simultáneamente para no perder sus derechos.

Derecho a finiquito:

Por otro lado, además siempre tendrás derecho al finiquito, en el que te deben abonar los días del mes trabajados, las pagas extras, las vacaciones pendientes de disfrute y gratificaciones, bonus o variables pendientes de abono.

A lo que no tendrás derecho es a indemnización ya que el despido se basa es una conducta grave y culposa del trabajador.

El finiquito en este caso será muy parecido al de una baja voluntaria, como explico en detalles en mi post sobre cómo calcular el finiquito por baja voluntaria.

Con frecuencia las empresas realizan este tipo de despido para ahorrarse la indemnización a la hora de despedir a un empleado.

Si es tu caso tienes sólo 20 días hábiles para impugnar el despido.

Derecho a carta por escrito:

De entre los tipos de despido que se pueden realizar, este exige que sea siempre por escrito. Si la empresa no lo hace así, el despido será improcedente.

Además, en dicha carta se deben explicar con claridad los hechos que han dado lugar al despido y la conducta grave que justifica una medida tan grave como el despido.

Los motivos por los que se puede despedir de forma disciplinaria a un trabajador se recogen en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, pero también pueden especificarse en el Convenio Colectivo por el que se rige el contrato.

Recuerda que si el trabajador demanda a la empresa, ésta deberá demostrar que los hechos de la carta de despido son verdad, de lo contrario el trabajador obtendrá una sentencia a su favor.

 

¿Con un despido disciplinario tienes derecho a paro siempre?

Tras un despido disciplinario, y de cualquier tipo, el trabajador podrá acceder a la prestación por desempleo siempre y cuando cumpla con los demás requisitos exigidos por el SEPE.

Ya hemos visto que con independencia del tipo de despido que la empresa te realice podrás solicitar el paro cuando cumplas con los requisitos de cotización, alta como demandante de empleo y constar de baja en el Registro de la Seguridad Social, entre otros.

Por lo que la respuesta es sí.

 

Sigo teniendo dudas… ¿Cómo puedo saber si con un despido disciplinario tengo derecho a paro?

Si te han realizado un despido disciplinario siempre tendrás derecho a percibir el cobro del paro ya que se considerará automáticamente que te encuentras en situación legal de desempleo, sin necesidad de demandar a la empresa para ello, y podrás solicitarlo en las oficinas del SEPE.

 

Despido disciplinario y paro: Cuidado con los despidos fraudulentos.

A diferencia de lo que sucede en una baja voluntaria, en un despido disciplinario el trabajador sí tiene derecho a paro, por ello a veces se utiliza este tipo de despido de forma fraudulenta para que el trabajador pueda cobrarlo.

Por eso el SEPE, ante un indicio de un despido pactado entre la empresa y el trabajador, puede investigar el mismo dejando, por ejemplo, la prestación por desempleo suspendida hasta que se tome una decisión al respecto.

Incluso, el SEPE podrá solicitar a la Inspección de Trabajo que investigue el despido a fin de aclarar si es un fraude o no, que conllevaría sanciones tanto para la empresa como para el trabajador.

Esto puede suceder cuando la empresa despide al trabajador con una carta en la que no se describen los hechos que han motivado la decisión o de la que se evidencia que es una carta tipo frente a la que el trabajador no ha tomado medidas legales.

Hablamos de casos en los que existen indicios de fraude, como hemos comentado, y no es la regla general en los despidos disciplinarios.

 

¿Con un despido disciplinario puedo cobrar el paro si he demandado a la empresa?

Cumpliendo con los requisitos exigidos legalmente para poder acceder al paro, el trabajador podrá cobrar este subsidio si la empresa le ha realizado un despido disciplinario.

Y ello, aunque el trabajador haya demandado a la empresa. Podrá cobrar el paro igualmente, como puedes ver aquí.

¡Pero ojo! Si el juez considera que el trabajador tiene razón y que el despido es improcedente, las cantidades cobradas por el paro se considerarán indebidas y habrá que devolverlas, en caso de que la empresa opte por la readmisión del trabajador.

En estos casos, lo habitual es que la empresa descuente de los salarios de tramitación que debe abonar al trabajador (por la improcedencia del despido) la cantidad que éste ha percibido por la prestación por desempleo e ingrese esta cantidad al SEPE.

En caso de que el trabajador haya percibido como prestación por desempleo una cantidad mayor a la que se le debe como salarios de tramitación, el SEPE le requerirá la diferencia.

Recuerda que, si el juez considera que el despido ha sido improcedente, y la empresa opta por la readmisión, ésta deberá cotizar por el trabajador desde la fecha del despido hasta la fecha de la readmisión, como si no hubiera estado en el paro.

De ahí la razón de que el trabajador tenga que devolver lo cobrado por la prestación por desempleo.

 

  Ya sabes que con un despido disciplinario se cobra el paro, pero ¿Hay alguna consecuencia para el trabajador en este tipo de despido?

La principal consecuencia para el trabajador es un despido disciplinario es que no tiene derecho a indemnización, aunque sí a recibir el finiquito.

Por eso es muy importante que consultes tu caso con un abogado especialista en derecho laboral si crees que tu despido es injusto, que la empresa ha utilizado una excusa para despedirte o que los motivos recogidos en la carta de despido son falsos o exagerados.

Si ha sido así, y la empresa ha utilizado motivos que no son ciertos para despedirte, el despido será improcedente y tendrás derecho a una indemnización de 33 días por años de trabajo.

Asimismo, cabe la posibilidad de obtener esta indemnización en el acto de conciliación laboral sin llegar a juicio, si cuentas con un abogado de confianza que te ayude a llegar a un acuerdo con la empresa.

Si crees que tu despido no ha sido justo y la empresa ha utilizado un motivo falso o injusto para despedirte sin indemnización, no pierdas tus derechos y actúa antes de 20 días hábiles con la ayuda de un abogado que conozca bien estos temas.

 

¿Puedo cobrar el paro con un despido disciplinario por cualquier motivo?

Sí, no importa el motivo por el que te hayan realizado el despido de manera disciplinaria siempre tendrás derecho a acceder a la prestación por desempleo si cumples los demás requisitos.

Sin embargo, debes tener en cuenta que este tipo de despidos se basan en una actuación grave y culposa del trabajador y que ante cualquier mero descuido o despiste la empresa no podrá despedirte.

Así, siendo el despido la sanción más grave, la empresa no puede optar por el mismo (ante una actuación sin importancia del trabajador) sin adoptar antes otras sanciones menos graves, como suspensión de empleo y sueldo, por ejemplo.

Si la empresa ha utilizado cualquier excusa porque quería despedirte y no pagarte indemnización ni darte preaviso, tu despido será improcedente o nulo, según el caso.

Por el contrario, si acredita que el motivo es justificado, será un despido procedente.

 

El despido por bajo rendimiento y cobrar el paro.

Uno de los motivos más frecuentes que utilizan las empresas para despedir de forma disciplinaria a un trabajador es el bajo rendimiento.

El trabajador tendrá derecho a paro si le realizan un despido por bajo rendimiento, ya que como ahora sabemos, un despido disciplinario da derecho al mismo; sin embargo, es un motivo muy recurrente utilizado intencionadamente para despedir sin pagar indemnización.

El bajo rendimiento del trabajador tiene que estar justificado por la empresa y deber realizarse siempre en comparación con otros periodos de igual actividad y trabajadores de la misma categoría y experiencia, entre otros aspectos.

Así, si te han entregado una carta de despido por bajo rendimiento y la empresa no ha explicado bien los motivos y hechos en los que se justifica, podrás demandar a la empresa y no perder tus derechos.

 

¡No olvides nada! Por despido disciplinario tienes derecho a paro y a estos otros derechos también. 

Infografía despido disciplinario tiene paro

 

Ahora ya sé que tengo derecho a paro por despido disciplinario, pero ¿Estoy de acuerdo con el despido que me han realizado? ¿Y con los motivos de la empresa?

Después de todo lo que hemos visto, nos ha quedado claro que el despido disciplinario tiene paro.

Sin embargo, el trabajador pierde su derecho a indemnización, motivo por el que las empresas utilizan este tipo de despido cuando quieren despedir a un empleado. Sin tener que preavisarle, además.

Son muchas las ocasiones en las que me llegan clientes desde cualquier punto de España que, sorprendidos por la carta de despido que le han entregado (y que no se esperaban), me preguntan qué pueden hacer.

Pensaban que no podían hacer nada ¡Hasta que leen el blog!

Y descubren que, si la empresa no justifica el despido, será improcedente. Porque es la empresa quien tiene que probar los hechos si el trabajador le demanda.

Por eso, espero que este artículo te haya ayudado si te han despedido y ahora tengas un poco más claras las ideas y lo que puedes hacer. Además de saber que el despido disciplinario tiene paro.

Si por el contrario sigues teniendo dudas, quizás pueda ayudarte, y no solo si estás buscando abogados laboralistas en Cáceres, sino desde cualquier parte de España.

Ahora, si quieres compartir tus preguntas conmigo y los miles de lectores que somos ya, espero tu comentario abajo para responderte lo antes posible con muchas ganas.

¿Te gustaría consultar tu caso con un especialista?
Te ayudo a resolver las dudas con una consulta cercana y personalizada: online, rápido y al mejor precio. Pregunta ahora sin compromiso, después ¡Tú decides!

Escrito por:

CRISTINA CLEMENTE

¡Hola, soy Cristina! Me dedico a la abogacía y utilizo este blog para compartir con mis lectores contenido que les aporte valor.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo con un amigo/a!

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp

¡Hola! Soy Cristina. Y como abogada, quizás sepa por lo que estás aquí...

Y es que seguramente tienes algunas dudas en tu caso. Por eso escribo sobre las preguntas más frecuentes por las que me contactan cada día lectores como tú. Me encantaría que este artículo resuelva algunas de ellas. Pero antes de irte… ¿Me cuentas si te he ayudado?

CATEGORIAS DEL BLOG

Esto opinan algunos lectores que se han convertido en clientes

Servicio excelente muy buen trato y explicación muy clara y detallada. Recomiendo 100% gracias Cristina por esa empatía que transmites a la hora de explicar y aconsejar.

Lucía V.

Me gustó mucho el seguimiento y la atención recibida por Cristina! 

Laura C.

Trato inmejorable! Totalmente recomendada por el seguimiento y la atención recibida!! 

Francia V.

¿Nos vemos en mis redes? Te espero en tu favorita

Abogada en Cáceres y Plasencia contacto

¿PONEMOS FIN A LAS DUDAS?

PRIMERA CONSULTA SIN COMPROMISO

Empieza ahora de forma fácil y sencilla desde casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Cristina Clemente
Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

CUÉNTAME TU CASO AHORA

Estaré encantada de ayudarte.

Puedes dejarme tu consulta o si lo prefieres llamar  al